CAJA TORACICA


El tórax es la parte superior del tronco, y el esqueleto que protege esta parte del cuerpo, donde se alojan los pulmones y el corazón principalmente, se denomina caja torácica.
Además de ofrecer protección a las vísceras situadas en su interior, el tórax es una pieza fundamental de la mecánica o de los movimientos respiratorios.
Los principales huesos que dan forma a la caja torácica son las costillas y el esternón.
Las costillas están formadas por 24 huesos largos y estrechos; unidos en la espalda a la columna vertebral.
Las siete primeras se denominan costillas verdaderas porque se articulan con el esternón a través de su respectivo cartílago. Las cinco Ultimas, o costillas falsas, no se articulan directamente con el esternón, sino que sus respectivos cartílagos se unen entre sí.
De ellas, la undécima y la duodécima se denominan costillas flotantes, porque se encuentran libres en toda su extensión.
El esternón es un hueso largo y piano, de unos 15-20 cm de longitud, situado en la parte delantera del tórax. Se articula con las dos clavículas del hombro
y con las siete costillas verdaderas.